Marketing Digital

¿Qué es viral? y ¿cómo hacer un contenido viral?

by Miriam Andrés

main

Marketing Digital

¿Qué es viral? y ¿cómo hacer un contenido viral?

by Miriam Andrés

Conseguir viralizar contenidos es el sueño de toda marca. Pero antes de entrar en materia debemos aclarar primero, ¿qué es viral?.

Viralización o efecto viral, se usa con el significado de “propagación” que un virus tendría, un contenido que se expande como si de algo contagioso se tratara. Tal y como lo haría un virus informático, pasando de usuario a usuario, de forma que en poco tiempo mucha gente vería este contenido gracias a un efecto dominó, en el que mucho tienen que ver las nuevas formas de comunicación y el uso de las redes sociales. Un ejemplo de los más virales: el vestido azul y negro /dorado y blanco, se compartía en todo tipo de redes sociales, salió hasta en los informativos… cierto?

Pero, ¿un contenido viral nace o se hace?

En realidad los contenidos más virales nacieron sin ningún tipo de intención de serlo. El efecto de la viralidad les llegó sin quererlo. Estamos hablando de los orígenes, pues a día de hoy las agencias publicitarias tienen muy bien estudiado el concepto de contenido viral y tratan de emularlo constantemente, pero actualmente a golpe de talonario. Si volvemos al ejemplo des vestido,

El concepto de viralidad se vincula a los contenidos digitales desde hace ya varios años, lo que ha cambiado no es el concepto sino la forma de lograr que un contenido sea o no viral. El valor añadido de los contenidos virales y por lo que todo el mundo los adora, es que el presupuesto suele ser muy inferior al de cualquier campaña publicitaria, ya que son los usuarios los que cumplen con la tarea de propagación del mensaje y esto lo hacen de forma gratuita.

¿Qué hace que sea viral?

Hacer  un contenido viral no es tan fácil, para esto será necesario una confluencia de bastantes factores. Se requiere una gran estrategia, llevada a cabo de forma impoluta y en el momento adecuado, además de que el contenido (para conseguir que sea viral) deberá tener unos elementos característicos, entre otros, un poquito de ese factor mágico que lo consiga viralizar. No es la primera vez que una agencia consigue hacer viral una campaña pero se estrella en la siguiente, a pesar de haber repetido los mismos pasos. Con esto deducimos que no hay una fórmula mágica.

Como el contenido viral contiene las 3 B’s: bueno, bonito, barato, es una de aquellas acciones favoritas de los jefes. ¿Grandes resultados, invirtiendo poco? ¡¡¡Pero qué ven mis ojos!!! A todos nos encanta, pero a los jefes les chifla.

Es una broma para autónomos y profesionales dedicados a la publicidad o comunicación el hecho de que el jefe o un cliente llegue y pida que conviertas algo en viral. Mejor tomarlo con filosofía y un poquito de humor porque lo que tenemos claro hasta ahora es, que no es fácil.

Un asunto importantísimo que debemos tener en cuenta en esta definición de “qué es viral” es el elemento recomendación.

La recomendación personal y de primera mano de alguien que conocemos siempre será ese tipo de recomendación en la que más confiamos. ¿De quien te fías más si vas a comprar un coche, del comercial del concesionario o de tu tío que ha tenido coches de la misma marca? Por supuesto que confiaremos más en un familiar o amigo tanto si lo que te está diciendo es positivo, como negativo.

En resumen, la viralidad, no sólo depende del usuario, sino que depende del factor boca oreja y si esto lo trasladamos a las redes sociales, responde al número de me gusta, compartidos y comentarios. Pero al final el contenido que es viral comparte unos aspectos que le hacen ser lo que es.

Características de los contenidos virales:

La principal característica que comparten los contenidos virales es la capacidad de interacción de los usuarios con el contenido. Se dice que el ser humano recibe unos 3.000 impactos publicitarios al día, es evidente que no todos estos impactos son bidireccionales, simplemente estás viendo la TV o ves pasar un bus y una publi te impacta. El canal publicitario tradicional no implica que la persona interactúe con la marca, sin embargo, en la nueva comunicación 2.0. las marcas son bidireccionales y buscan que el usuario interactúe. La bidireccionalidad es la característica primordial que hace que un contenido normal se convierta en viral: su forma de consumo.

La razón para que un usuario interactúe o no con uno de estos contenidos que le impactan a diario, radica en su motivación para hacerlo. Así que no podemos pasar por alto cuál es el elemento motivacional que hay detrás de cada decisión del usuario.

Las principales motivaciones del público antes de interactuar o compartir un contenido se pueden dividir en 4 grandes grupos:

  • Risa: Reírse de alguien o de algo.
  • Bondad: Hacer el bien, compasión o ternura.
  • Pertenencia: Demostrar pertenencia grupo, familiar,  local, político.
  • Definición: Expresión personal, pensar que algo te define, o es contrario a ti.
Si te enfrentas a la tarea ardua y dura de convertir contenido en viral debes tener en cuenta lo imprescindible:
  1. El contenido debe ser fácil de encontrar y compartir: planifica bien antes de crearlo.
  2. Contenido optimizado para cada red social: cuida el open graph, los thumbnails, las imágenes en miniatura, los titulares, etc.
  3. Tipo de contenido: elige bien qué tipo de contenido es el ideal para tu marca, los vídeos cortos son lo que mejor funciona, pero los memes y giphs es un contenido que también gusta mucho.
  4. Influencers, early adopters y prosumers, pueden dar un gran impulso a tu contenido.
  5. Anuncios previos en redes sociales y web, precampañas que creen expectación.
  6. Utiliza todas las opciones que te da el marketing digital a fondo: email marketing, guest posts, post patrocinados.

Y lo principal! Un buen contenido.

La publicidad ha cambiado y las marcas son cada vez más conscientes. Ya no vale todo ni a cualquier precio. Los contenidos que antes sorprendían, ahora no lo hacen. Se busca la implicación del usuario, llamar su atención y sobre todo conseguir viralidad en redes sociales, porque al usuario hay que ganárselo.

La clave de todo contenido viral es crear un contenido que impacte, que llegue al usuario, que le enamore, aunque sea un milisegundo. Esta es la difícil tarea a la que nos enfrentamos. En nuestra opinión no hay que obsesionarse con la creación de viralidad, sino con la creación de buen contenido. Y ahora os dejamos aquí la pregunta, el quid de la cuestión: ¿Conseguirás crear un contenido con todos los factores para que se convierta en viral?.

Miriam Andrés

Consultora de Marketing Digital y Social Media especializada en Copywriting y creación de contenidos. ¡Nos vemos por las redes!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *